sábado, 20 de septiembre de 2008

Fotos Cholo vs Velez




Marca: Simeone admite la crisis de River


El entrenador del River Plate argentino, Diego Simeone, admitió que el equipo no encuentra el rumbo, al comentar la derrota del miércoles ante el Vélez Sarsfield (1-2) en la sexta jornada del torneo Apertura 2008. El conjunto riverplatense suma seis puntos en seis jornadas como consecuencia de dos derrotas, tres empates y una victoria y ante Vélez perdió en su estadio después de 12 encuentros. "River jugó muy mal, no está bien", dijo el 'Cholo' Simeone, quien a principios de la temporada, y tras ganar el Clausura disputado en el primer semestre del año, aseguró que el equipo encontraría su equilibrio y recuperaría su estilo de juego a estas alturas.

"Este es el momento más bajo desde que estoy en River, pero nos vamos a esforzar para tener más herramientas y poder salir adelante", agregó. "No estamos logrando resolver las cosas cuando los rivales se encierran. Nos pasó con San Lorenzo, que puso ocho hombres atrás, pero no es un problema de ellos, es un problema nuestro", indicó.

Simeone ha ensayado distintos esquemas de juego que pone a prueba según los rivales y cambia de manera permanente la alineación del equipo. "El cuerpo técnico no está transmitiendo lo que queremos en este momento. No encontramos el juego del campeonato pasado, pero de la actitud no hay nada para decir", aseguró.

En cuanto a la escasa efectividad ofensiva del River Plate, dijo que "este no es un problema de delanteros, es un problema del equipo".

Simeone apuesta todas las fichas a la Sudamericana


Está golpeado River. Desorientado. Dolido. Por el resultado (1-2) ante Vélez, claro. Pero, sobre todo, por su juego. Por los escasos, escasísimos, seis puntos logrados hasta ahora en el Apertura y por las pocas señales que ofrece el equipo a la hora de pensar cómo se va a salir de esta situación. Diego Simeone también está en shock por el escenario y los jugadores andan por el mismo lado. Todos. Ese, quizás, es el único buen dato de toda esta historia: al menos nadie se hace el desentendido después del pésimo comienzo en el Apertura que parece dejarlo solamente con la idea de ganar la Copa Sudamericana de cara a lo que queda de este semestre. Pero demasiado rápido.

El plantel volvió a entrenarse ayer sabiendo que tiene que arreglar ya el problema. Los futbolistas llegaron todos bien temprano y se pusieron a las órdenes del preparador físico Oscar Ortega. El poco volumen de juego mostrado, los exiguos puntos logrados, los escasos goles que tiene a favor (7) y los muchos en contra (también 7), son las señales de alarma que se ven claramente. Y ya ni el invicto de local que ostentaba desde que Simeone asumió como técnico le queda ahora al equipo tras la caída con Vélez, la segunda en el campeonato en seis partidos.

Hubo una larga charla del entrenador con sus dirigidos el mismo día de la derrota y otra más larga aún entre los futbolistas a solas. Y, al cabo de la misma, la sensación reinante es que River ahora debe apuntar a ganar la Copa Sudamericana como máximo objetivo porque la punta del Apertura le quedó lejos y porque, para colmo, tiene a muchos equipos por encima. Simeone casi que no hizo reproches delante de los jugadores y asumió culpas en privado tal cual lo hizo en público (en conferencia de prensa dijo que "el cuerpo técnico no le está transmitiendo bien las cosas al equipo"). Pero les adelantó que lo que tiene que aparecer de inmediato es "el alma del equipo".

Los jugadores, entre ellos, intentaron encontrar sus errores. Asumieron responsabilidades. Ahí la autocrítica pasó, especialmente, por las imprecisiones que cometen con la pelota. Pero en lo que todos coincidieron es en que el equipo deja todo en cada partido y en eso nadie le reclamó nada a nadie como sí pasaba en otros tiempos no tan lejanos.

Después de todos esas reuniones, el presidente José María Aguilar se comunicó con Simeone a la hora de la cena del miércoles. Ahí le dijo que estaba con él en este mal momento --de los más complicados desde que es entrenador de River, aunque no el más difícil, que resultó aquel que se vivió en mayo con la eliminación de la Copa Libertadores a manos de San Lorenzo en el Monumental, con dos hombres de más--, y como muestra de buena fe le reiteró que quiere reunirse con él para renovarle el contrato por un año más como DT. Si el Cholo acepta, Aguilar logrará su objetivo: que Simeone sea el técnico del club hasta que él termine su mandado en diciembre de 2009, tiempo de elecciones en River. El técnico agradeció el gesto y quedaron en reunirse en las próximas semanas. "Ahora sólo quiero pensar en cómo salir de este momento, presidente", le dijo a Aguilar.

Hoy, Simeone no encuentra respuestas en sus jugadores. Asume errores propios, sobre todo a la hora de armar el equipo, pero pena por el bajo nivel de sus futbolistas. Ayer charló largo rato con su cuerpo técnico y decidió seguir con la rotación, además de quedar en que, por ahora, no habrá borrados. Pero nadie descarta que, si el nivel sigue siendo el mismo, algunos nombres dejen de repetirse entre los titulares. Por lo pronto, el cambio que se viene sería el de intentar jugar a menos velocidad para que los errores no se potencien. Pero está claro que el equipo ya juega de esta manera y cambiar sobre la marcha no siempre da resultados. Y eso hace replantear cada determinación.

Lo seguro es que el campeón aún no apareció. O sí: porque, al cabo, este equipo no juega tan diferente al que ganó el Clausura. ¿La diferencia? El nivel de sus jugadores, sobre todo, y que antes ganaba y ahora no. Y lo que mandan son los resultados, más que nada cuando ése es el principal lema del que toma las decisiones...

miércoles, 3 de septiembre de 2008

River 0-0 San Lorenzo - Simeone: “Tenemos que encontrar más sociedades”




A pesar de la igualdad, el entrenador confía plenamente en sus muchachos porque sostiene que tiene “herramientas” como para hacerlo. Habló del partido y dedujo que faltan sociedades, tras el regreso al primer equipo de Diego Buonanotte.

Después del empate sin tantos ante San Lorenzo de Almagro, Diego Simeone explicó que “no pudimos ganar y eso nos pone ansiosos porque el equipo tiene herramientas para mejorar. Vamos a ir creciendo con el correr de los partidos y confío en el plantel que tengo”.

“En el primer tiempo no jugamos bien y San Lorenzo se paró bien atrás para evitar los espacios. Buscamos la manera pero no pudimos marcar la diferencia ante un equipo que hizo muy bien su planteo. En el segundo tiempo tuvimos situaciones pero no las supimos resolver”, agregó sobre el parejo trámite del encuentro.

Debido a la fecha de Eliminatorias Sudamericanas que se disputarán el próximo fin de semana el campeonato se reanudará dentro de dos semanas. “Ahora tenemos quince días para trabajar y hay que hablar mucho, que nos hace falta. Tenemos que encontrar más sociedades porque se nota que falta esa conexión de mitad de cancha hacia adelante”, sostuvo Simeone.

lunes, 1 de septiembre de 2008

Cholo Simeone

Cholo Simeone

.

.

.

.

.

.